¿A qué te arriesgas usando información de tu antigua empresa?

¿A qué te arriesgas usando información de tu antigua empresa?

#ConsejoDeSeguridad. Las empresas debemos saber que el mayor riesgo de seguridad para nuestros datos y los de nuestros clientes reside en los propios trabajadores y extrabajadores.

1. Las represalias de los exempleados y exdirectivos son la gran ‘ciberamenaza’ para las empresas, según un estudio de Ernst & Young. A nosotros no nos hace falta ningún estudio que le demuestre, os lo aseguramos, desafortunadamente tenemos experiencia en este tema y hemos tenido que ayudar a algún cliente con problemas de esta índole; podemos ayudarte con ello.

2. Pese a ello, sólo un 26% de las compañías afirma tener medidas implantadas para mitigar este riesgo. Conviene implantar algún tipo de medidas de contención de la la información, como un DLP (Data Loss Prevention) con las politicas adecuadas funciona desde el primer momento de forma sorprendente incluso a nivel disuasorio. También tenemos experiencia en ello y podemos ayudarte a prevenir el riesgo usando los programas y aplicando las políticas adecuadas.

3. La informática forense es crucial para probar que tras la salida de un usuario o directivo hay un caso de competencia desleal y fuga de información. Disponer del rastro que se deja en este caso es necesario para poder establecer premisas y las correspondientes denuncias. Los exempleados suelen alegar que la copia, y por tanto sustraccción de la información, a sus cuentas cloud y/o dispositivos de almacenamiento, como método de protección para “cubrirse las espaldas” ante un posible despido y/o represalia por haberlo sufrido, sintiendose en una posición preferente para una posterior negociación o, mucho peor, aprovechándose de esa información a posteriori para una nueva etapa profesional.

Según la consultora Deloitte, las compañías “poco pueden hacer contra estas prácticas”, por lo que recomiendan que “pidan a su empleados firmar cláusulas de confidencialidad”, y si es posible, “pedir a sus nuevos empleados firmar una clausula que impide que el nuevo trabajador traiga información confidencial de su anterior empresa”.

Las empresas deben actuar con más cautela. Los expertos advierten que actualmente, tras el 23 de diciembre de 2010, fecha en la que entró en vigor la reforma del Código Penal, las empresas que se beneficien de que les sea revelada información robada mediante el robo de información y puesta en juego de la misma por parte de un extrabajador podrán ser imputadas penalmente, e incluso condenadas.

El traspaso de clientes a la nueva empresa por parte de un ex-trabajador no es consecuencia de una actitud de competencia desleal legalmente reprobable, aunque no se le puede negar el ser poco ético y profesional. La competencia desleal sólo es posible si el empleado aún trabaja para la empresa. La clientela no es propiedad de la empresa, ni es información secreta que una empresa pueda proteger. Sin embargo llevarse información sobre los clientes y sus datos de la ex-empresa, puede tener consecuencias judiciales si es usado para beneficio de la nueva empresa.

Mas información en:   http://www.emprendedores.es/gestion/captar-antiguos-clientes-robar-clientes-anterior-empresa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *